última voluntad

Una tarde, una pareja viaja por la carretera cuando a la distancia ve una silueta moviendo las manos por encima de su cabeza. Es una mujer. Está llorando.

La novia le dice al novio que se siga, que puede ser muy peligroso. El novio, por encima de las réplicas, disminuye la velocidad y promete no detenerse si hay algo sospechoso. La mujer está sangrando, su rostro y sus brazos tienen cortes profundos. Decide orillarse.

La mujer grita y llora. Está histérica. Es difícil entenderla, pero el hombre lo logra: su esposo, su hijo, recién nacido, accidente, adentro, fondo del barranco, muerto, bebé, por favor, por favor, por favor, por favor, ayuda.

El hombre baja del carro y le dice a la mujer que se quede con su novia. El carro está volcado en el fondo del barranco. El hombre vadea hasta el fondo, llega hasta el carro y nota que en los asientos delanteros cuelgan dos cuerpos de los cinturones de seguridad. El hombre escucha al crío desde el portababes fijado al asiento de atrás. El hombre abre la puerta trasera, libera al bebé y lo saca, decidiendo ignorar a los muertos para devolverle el niño a su madre.

Arriba, su novia le dice que la madre bajó detrás de él. El hombre da un último vistazo a la barranca, en donde sólo está el carro. Su rostro cambia. El hombre se sienta a la orilla del camino. El bebé ha dejado de llorar.

2 Comments

FAVOR DE NO DEJAR NINGÚN COMENTARIO, GRACIAS