valles inquietantes —sobre Resident Evil Vendetta, de Takanori Sujimoto

  • Si esto hubiera salido alrededor de hace quince a diez años, habría vuelto loco a su público objetivo. Pasa lo mismo que con otras “grandes obras” de la cultura popular gestadas en la pantalla chica, el joven Internet y la primer década del siglo: corresponden a una edad y a una época tan particular que son incapaces de envejecer, en el sentido de que en realidad nunca estuvieron vivas.
    Ay, no sabíamos entonces que RE sería adaptada por W.S. Anderson y que W.S. Anderson no haría ningún otro milagro más allá de Event Horizon, no sabíamos que a capcom se le habrían acabo las ideas para la tercera entrega y que todo en adelante se trataría de otra clase de juego, algo que ni trataba ni esperaba incomodar ni asustar a nadie; ni siquiera a su propia base de fanboys (tal vez a quien menos).
  • La historia toma la batuta y la responsabilidad de atar cabos y seguir en un futuro medio distante a los ganadores del concurso de personajes mejor recordados: héroe genérico uno, héroe genérico dos y Tomboy-que-ahora-es-científica; se trata más bien de un OVA, de una adaptación libre o ya de plano, de lo que tenían pensando para la siguiente entrega de la serie antes de que llegara el reboot.
  • Yo no sé el resto de la raza humana pero mi punto de partida para evaluar qué tan buena o mala es una animación 3D es Final Fantasy: The Spirit Within, que bien puede no tratarse de la mejor película de animación jamás realizada sobre el planeta tierra (nada nunca superará a Bambi), pero estaba tan sobrecargada de recursos que parte del plan de negocios de Square Enix era lanzar a la morra protagonista como la primer “actriz virtual” de la historia.
    Así tengo más puntos de partida: utilizo la última pelicula de los power rangers para evaluar la originalidad de cualquier trabajo cinematográfico independiente (si tu idea se logró primero o mejor en los power rangers, a tu peli indie le hace falta indie), uso a Pepito y chabelo vs. los monstruos como herramienta de análisis de crossovers, remakes o adaptaciones y me valgo de la trilogía de Matrix para medir cualquier película en el puto tren del mame justo ahora.
  • No es mejor que Final Fantasy. Está casi ahí, creo, pero no, ni a mentadas. Los personajes están a centímetros de la expresión humana y por completo domiciliados en el valle inquietante: quieren ser demasiado humanos para adscribirse a un estilo de caricatura y demasiado ausentes para ser en realidad humanos. Tal vez lo que más luzca de la cinta por el público foco (equivocado, en todo caso) sean las secuencias de acción, pero finalmente, en alguna parte del proceso de producción, el estudio decidió nunca dibujar una línea entre una animación que funcionaría como un preliminar para comenzar a jugar un videojuego y lo que se espera de una película de hora y media.§

FAVOR DE NO DEJAR NINGÚN COMENTARIO, GRACIAS