estatua

El padre le dice que está en su casa. Una cosa más, dice: ¿puedo salir y cubrir la estatua del ángel que está en la ventana de su cuarto?, me pone algo nerviosa.


persecución

Al dar vuelta en la última esquina antes de llegar a su casa, la muchacha notó que el rostro en la foto parecía mirarla, sin importar la posición. La asustó un poco, pero pensando en algún efecto visual y nada más, la chica siguió cambiando las fotos.


instantáneo

Eran sólo tres palabras: ven por favor. El muchacho preguntó porqué había faltado a clases. Tras dos mensajes más y quince minutos sin respuesta, decidió subir a su bicicleta y pedalear hasta casa de su amigo. Era una distancia corta, de no más de cinco minutos.