Huerto

En cuanto papá regresó del ejército vendimos la casa y nos mudamos. De camino a nuestro nuevo hogar, el carro pasó frente a un huerto de árboles cargados de manzanas. Aún recuerdo el olor empalagoso de la composta y la madreselva. Tardamos casi un año en visitar el lugar. Papá no entendía cómo era posible que se cultivara tanto en un espacio tan reducido y un suelo tan inclemente; había crecido en una familia granjera del sur, donde el suelo era mejor y tal vez eso lo hacía mirar el lugar con algo de envidia.

§Cosechar