Rey Suicida

king-hearts

La baraja está compuesta por capas de significado y simbología que se remontan a varios siglos atrás, los cuatro reyes, por ejemplo, están basados en reyes verdaderos: El rey de diamantes representa al próspero Julio Cesar, el rey de picas representa la brutalidad de Alejandro Magno y los ases representan la fortaleza y amabilidad del Rey David; por otro lado, los corazones representan la… inestabilidad mental, por así decirlo, de Carlos VII de Francia. Es de tomar nota que Carlos VII fue el único de los cuatro reyes que vivió para mirarse impreso en el juego de cartas, lo que tal vez explique un poco la forma en la que se distanció de sus homólogos.

Carlos se volvió el rey de corazones en el mismo comienzo de su mandato, pero nunca tuvo la oportunidad de jugar a las cartas hasta varios años después, cuando enfermo de una fiebre repentina y falta de explicaciones, cayera literalmente de su trono, evitando que pudiera continuar con sus ocupaciones. Fue durante este período que Charles comenzó a aprender juegos de cartas para pasar el tiempo, como una versión inicial del blackjack, ving-et-un (veintiuno).

Charles se quedaría en cama durante dos años, gastando manos y volviéndose más débil. Conforme el tiempo pasó, las nuevas aseguraron que Charles había comenzado a obsesionarse con la idea de que un rey en la treceava posición de una mano le provocaba mala suerte y de que no paraba de hablar de cómo es que el número 13 se le aparecía en todos lados, hasta que terminó asegurando de que se encontraba cerca de descubrir cuál era el secreto. Por supuesto, sus delirios se explicaron a partir de la fiebre y para el fin del segundo año, declarado loco, su hijo, Luis XII tomaría la corona.

Un día, varios meses después de que reino concluyera, uno de los médicos de Charles entró a su recámara para encontrar al frágil hombre de pie, a la mitad del cuarto, sosteniendo una espada muy larga. Antes de que el doctor pudiera reaccionar, el rey dijo: “Ils m’ont montré la véritéde treize, et il n’est pas signifié pour les yeux mortels.” Lo que se traduce, más o menos a “Me han mostrado la verdad acerca de trece, lo que no debe saber ningún mortal.” Sin titubeos, el rey procedió a clavar la espada por el costado izquierdo de su cabeza, (entre la oreja y la frente), hasta que la punta salió de otro lado. Tembló un momento y cayó muerto.

Después de que el incidente fuera anunciado y se volviera de conocimiento público que el rey se había vuelto loco, la imagen de Charles como el rey de corazones se modificó para mostrarlo matándose. Aunque la imagen es actualmente mostrado con mucho menos detalle, la espada atravesando su cráneo puede todavía encontrarse en algunos diseños. Tal vez la parte más extraña de toda la historia, de cualquier modo, se encuentra en el día que Charles eligió para matarse: 7/6/1462. Si esto fue o no intencional por parte del rey, el asunto es que 6+7=13 y 1+4+6+2=13, pueden explicarse hoy en día, sólo como curiosas coincidencias.

One Comment

  1. En serio… ¿por que copiais todos la misma mentira? Es que es mentira, solo hay que ir a wikipedia. Que Carlos VII murio en 1461, murio de hambre debido a un absceso en la boca y ni siquiera es el rey de corazones de la baraja francesa, sino que lo es Carlomagno.

    Ademas el rey suicida solo aparece dibujado asi en la baraja inglesa y no en la francesa…

    Responder

FAVOR DE NO DEJAR NINGÚN COMENTARIO, GRACIAS