1 En 1938, cerca de seis mil pacientes son ingresados en manicomios por toda América en el transcurso de solo una semana. Reportes de un fenómeno similar, surgen de Europa y Asia. Las condiciones de todos los pacientes son notablemente idénticas.

Cada uno de ellos ha sufrido lo que parece ser un colapso nervioso y ha terminado temblando en un rincón de su casa, hasta que su familia incapaz de calmarle o seguirle cuidando, ha decidido internarlos en algún hospital psiquátrico.

La única cosa que cada paciente repite, en la particularidad de su propia lengua, es: No existe y nunca existirá tal cosa en este mundo, como una coincidencia irrelevante.